Vietnam por mejorar eficacia de labores relativas a nacionales residentes en ultramar

Jueves 26 de noviembre de 2020 16:32:53
Nhan Dan-

Durante la gloriosa historia de la nación, desde la lucha por la independencia y la reunificación nacional hasta el período de renovación y profunda integración internacional, los vietnamitas en el extranjero han hecho contribuciones importantes al desarrollo nacional. Las tareas relativas a estos ciudadanos se han convertido en un pilar de las relaciones exteriores del país indochino. En la nueva situación, se debe conceder gran importancia a la promoción del papel de estos coterráneos en la causa de la construcción y defensa nacional, lo que establece nuevas tareas más integrales para los trabajos dedicados a estos ciudadanos en los próximos tiempos.

Coterráneos en el extranjero: una parte inseparable del pueblo vietnamita

La unidad y la voluntad de retornar hacia el origen son tradiciones preciosas del pueblo vietnamita. No importa cuánto tiempo estén fuera del país, dónde estén, a qué se dediquen, ni cuán difícil sea, los vietnamitas residentes en el extranjero siempre vuelven a la tierra natal y desean contribuir a la construcción y defensa nacional.

Desde los primeros días de la Revolución, bajo la movilización y el liderazgo del Presidente Ho Chi Minh, los movimientos patrióticos de los coterráneos en ultramar se formaron en Francia, Tailandia y Laos para despertar el patriotismo en la diáspora vietnamita. Durante la lucha por lograr la independencia y reunificar el país, los connacionales asentados en el exterior apoyaron material y espiritualmente, participaron activamente en los movimientos opuestos a la guerra en Vietnam y recabaron el respaldo de los pueblos en el mundo hasta que las dos partes del territorio vietnamita se unieran.

En el período de Doi Moi (Renovación), estos compatriotas juntaron sus voces para movilizar a muchos países levantar el embargo contra su tierra natal y establecer relaciones diplomáticas con Vietnam. También participaron en la lucha por defender la soberanía sobre el mar y las islas y la integridad territorial nacional, además de aportar recursos económicos y conocimientos a favor del progreso del país para que Vietnam se hiciera sentir en el mundo.

Apoyan a los vietnamitas en ultramar a integrarse y mantener la lealtad a la nación

Al reconocer el rol importante de la diáspora vietnamita y los grandes recursos que aportan, el Partido y el Estado vietnamitas siempre prestan mucha atención a los trabajos dedicados a esta comunidad a través de la adopción de numerosas políticas apropiadas. En particular, la Resolución No. 36-NQ / TW fechada el 26 de marzo de 2004 y la Directiva 45-CT / TW emitida 19 de mayo de 2015 por el Buró Político, ratificaron la política consistente de considerar a los vietnamitas en el extranjero como una parte inseparable y un recurso de la nación. El pensamiento innovador de en estos documentos ha creado un cambio fundamental tanto en la conciencia como en la acción, promoviendo así la fuerza del sistema político y de la ciudadanía respecto a las labores relacionadas con las personas que viven fuera del país. Después de 16 años de implementación de estas políticas, los trabajos en apoyo a los vietnamitas en ultramar se han desplegado de manera integral, ayudando a estos compatriotas a mejorar su estatus legal, estabilizar su vida e integrarse activamente en las sociedades donde viven.

Por su parte, los dirigentes del Partido y Estado vietnamitas siempre mantienen contactos con los connacionales en el exterior, escuchan sus aspiraciones y solicitan el apoyo del gobierno de país de acogida para ofrecerles apoyo. Por lo tanto, los vietnamitas en el extranjero se han convertido en un puente que fortalece la amistad y cooperación entre Vietnam y otros países en el mundo.

En los momentos en que los vietnamitas en el exterior encuentran dificultades debido a los desastres naturales y las epidemias, el Partido y el Estado siempre están hombro con hombro con sus compatriotas, cumpliendo con el espíritu de "no dejar que nadie se quede atrás". Después del estadillo del Covid-19, a pesar de las cuantiosas dificultades, el Gobierno vietnamita ofreció alimentos, suministros médicos y materiales para apoyar a los connacionales a luchar contra la pandemia, además de realizar 190 vuelos para repatriar a más de 53 mil coterráneos desde más de 50 países y territorios nacionales.

Por otra parte, más de 500 asociaciones y organizaciones colaboran con las representaciones diplomáticas vietnamitas en el mundo para organizar actividades comunitarias e implementar programas de enseñanza y aprendizaje del idioma vietnamita, a fin de preservar y promover la identidad cultural nacional. Gracias a la eficacia de los servicios exteriores, el idioma vietnamita ha sido reconocido y enseñado como la segunda lengua extranjera en algunos países y territorios donde viven vietnamitas.

Numerosas actividades culturales y artísticas fueron organizadas para satisfacer las necesidades culturales y espirituales de los connacionales asentados en el exterior, mientras la materialización de las políticas dirigidas a esas personas ha logrado resultados positivos, creando condiciones favorables para que regresen a su país a vivir, trabajar, invertir y hacer negocios.

En el contexto del fuerte desarrollo de la Cuarta Revolución Industrial, la movilización y atracción de recursos humanos nacionales en el extranjero han sido intensificados. En los últimos cinco años se han realizado numerosas conferencias, seminarios y foros destinados a conectar a los expertos, científicos y empresarios residentes en el exterior con los socios y colegas en el país.

En especial, se han perfeccionado los mecanismos y políticas encaminadas a alentar los aportes de los expertos e intelectuales vietnamitas para importantes asuntos nacionales, especialmente los jóvenes que regresan al país para trabajar en el sector de ciencia y tecnología. Mientras, los trabajos destinados a ayudar a estos compatriotas a hacer negocios y movilizar su participación en la venta de productos y el desarrollo de canales de distribución de productos nacionales en los mercados extranjeros se han implementado con eficacia.

Por otro lado, recabar los aportes de estos compatriotas también contribuye a despertar el patriotismo, el orgullo nacional y la responsabilidad hacia el país. A través de programas como “Primavera en la tierra natal”, campamentos de verano y las visitas por las islas de Truong Sa (Spratly) y la Plataforma DK 1, las personas que viven lejos de la Patria tuvieron oportunidad de volver al Vietnam y presenciar las transformaciones del país, imbuyéndose cada día más de las enseñanzas del tío Ho sobre el altruismo y el apoyo mutuo del pueblo vietnamita en momentos difíciles.

Cumpliendo esta tradición y respondiendo al llamamiento del secretario general del Partido Comunista y presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong, del primer ministro Nguyen Xuan Phuc y del Frente de la Patria, los connacionales en el exterior han realizado acciones prácticas para apoyar a sus compatriotas en el país a superar las secuelas de los desastres naturales y de la pandemia del Covid-19. Millones de corazones de vietnamitas en los cinco continentes laten al mismo ritmo, formando una gran sinergia en el frente de batalla por defender la independencia, la soberanía, la unidad y la integridad territorial de la Patria.

Los mencionados resultados demuestran que los trabajos relativos a los vietnamitas en ultramar han cumplido mejor con las responsabilidades asignadas por el Partido y el Estado y las aspiraciones de los connacionales que viven lejos de su país. Sin embargo, estas labores todavía adolecen de deficiencias y limitaciones por superar, especialmente en la implementación de las políticas y regulaciones relacionadas y el aprovechamiento de los recursos humanos nacionales en el extranjero en la inversión y el comercio, así como en la promoción de la imagen del país.

Consolidan el bloque de unidad nacional a favor del desarrollo y la integración internacional

En los próximos años, la situación mundial seguirá complicada y afectará muchos aspectos del entorno de seguridad y desarrollo de Vietnam, brindando oportunidades pero entrelazadas con desafíos. El país entra en un nuevo período estratégico (2021 - 2030) con mayores requisitos de desarrollo e integración. En esa senda, los servicios sobre los vietnamitas en el extranjero necesitan una transformación más fuerte, integral y profunda. Sobre la base de la promoción de los resultados obtenidos en la aplicación de la Directiva 45 y la Resolución 36, estas labores deben centrarse en la correcta implementación de las siguientes tareas principales:

Primero, comprender a fondo y cumplir consecuentemente la política del Partido para consolidar el bloque de gran unidad nacional en el nuevo contexto. Es necesario considerar a los coterráneos en el extranjero como "una parte inseparable y un recurso de la comunidad de las etnias vietnamitas" en el desarrollo e implementación de políticas relacionadas. Además, se necesita continuar estableciendo relaciones profundas, estables y sostenibles con otros países para ayudar a los compatriotas en ultramar a consolidar su estatus legal, sentirse seguros en el trabajo, estudio y negocios y mejorar su incorporación social en el territorio de residencia.

En segundo lugar, se requiere mayores esfuerzos para investigar, comprender y evaluar de modo adecuado las potencialidades y fortalezas, así como las necesidades, aspiraciones e intereses legítimos de los vietnamitas en el exterior considerándolo como base para la modificación, complementación y mejora del cumplimiento de políticas relacionadas con estos ciudadanos.

En tercer lugar, es importante elaborar con celeridad programas y planes específicos para promover la atracción de recursos económicos e intelectuales de los coterráneos en el extranjero, especialmente para la digitalización de la economía, la sociedad y el gobierno. Por otro lado, hace falta capitalizar las fortalezas de los intelectuales vietnamitas en ultramar, sobre todo los jóvenes. A través de estas tareas, se puede fomentar la cooperación con socios extranjeros, especialmente en materia de transferencia tecnológica.

En cuarto lugar, deben revisarse las actividades de apoyo y conexión con los coterráneos en el país y en el extranjero para mejorar el contenido y la forma de las tareas pertinentes, aprovechar con eficiencia el potencial de la tecnología de la información y las redes sociales; para alentar a los compatriotas, especialmente la generación joven, a mantener estrechos vínculos con el país natal.

En quinto lugar, es necesario fomentar los servicios sobre los vietnamitas en el extranjero en la nueva situación como una tarea común de ministerios, filiales, localidades y misiones representativas del país en el exterior. Cabe destacar también la necesidad de seguir consolidando la estructura organizativa y la capacidad de los encargados de los servicios sobre los compatriotas en ultramar. También se requiere el aumento de la eficiencia de la coordinación entre las partes concernientes tanto en el país como en el exterior para que la implementación de políticas a favor de los coterráneos sea unificada, sincrónica y oportuna.

Gracias a la atención del Partido y del Estado, junto con la determinación de los órganos y organizaciones de masas y el consenso de todo el pueblo, los trabajos relacionados con los vietnamitas de ultramar continuará cosechando nuevos logros, en contribución a la consolidación del bloque de la unidad nacional y a la construcción del país cada vez más próspero, cumpliendo la aspiración de todos los vietnamitas que residen en los cinco continentes.