Evaluación general y lecciones aprendidas a lo largo de 35 años de innovación

Lunes 11 de enero de 2021 17:03:27
Nhan Dan-

Los 35 años de renovación (1986 - 2021) han sido un período importante de la causa de desarrollo de Vietnam, marcando el crecimiento de todos los aspectos del Partido, el Estado y el pueblo. Este proceso es una creación inevitable e integral para eliminar obstáculos, liberar capacidad de producción y crear un impulso para el desarrollo sostenible del país. Porque la renovación es una empresa integral, bien preparada, que requiere pasos específicos y desplagados de manera amplia y sincrónica.

Por lo tanto, durante los últimos 35 años, el proceso de renovación realmente se ha asociado con el destino de la nación y cada vietnamita y ha recibido una gran atención de amigos internacionales.

La renovación apunta hacia el desarrollo, pero debe hacerse en una situación estable y seguir la dirección y el camino correctos que Vietnam ha elegido. También es para transformar de un mecanismo centralizado, burocrático y subsidiado a otro de mercado con orientación socialista, administrado y operado por el Estado. El desarrollo económico debe ir de la mano de la justicia social para superar la disparidad entre ricos y pobres. La renovación requiere estar asociada a la integración y el proceso de industrialización y modernización para que el país se desarrolle de manera rápida y sostenible.

Después de 35 años, Vietnam ha logrado resultados prácticos, primeramente, en la renovación de la mentalidad. Esta ayuda a superar las percepciones erróneas, en especial el dogmatismo y la autosuficiencia. Por tanto, el fortalecimiento del liderazgo del Partido y el mantenimiento de la orientación socialista conforman una nueva concepción de los objetivos, los pasos, las formas de desarrollo nacional, la reestructuración económica, la transformación del mecanismo de gestión económica y social, así como la economía de mercado con orientación socialista.

El proceso de renovación liberó las fuerzas producción, fortaleció las nuevas relaciones de producción y sacó a Vietnam de la categoría de país de bajos ingresos. Gracias a eso, la vida de la gente ha mejorado significativamente, la estabilidad sociopolítica se ha asegurado, la seguridad y la defensa nacional se han consolidado firmemente y la cooperación internacional se ha vuelto cada vez más amplia.

Gracias al proceso de renovación, Vietnam se ha convertido desde entonces en uno de los principales exportadores de arroz del mundo, cuando anteriormente a veces tenía que importar alimentos. Nunca antes el ritmo de desarrollo de las zonas rurales a las urbanas y de las montañosas a las llanuras había sido tan rápido y fuerte como hoy. La renovación no solo ayuda al país a heredar y promover los buenos resultados obtenidos en el pasado, sino también a moldear la nueva forma de pensar, escuchar, ver y hacer, en consonancia con el nuevo estado de desarrollo. Por tanto, este proceso ha dado una nueva estatura a la nación, lo que le permite llegar más lejos en el camino elegido.

Tras 35 años de renovación, Vietnam salió de la crisis socioeconómica y el subdesarrollo, convirtiéndose en un país de ingresos medios, que avanza de manera vertiginosa en la industrialización, la modernización y la integración internacional. Además, cambió positivamente el perfil de la nación y la vida de la gente, promueve y expande la democracia socialista, fortalece la gran solidaridad nacional, ha robustecido el trabajo de construcción del Partido, el Estado de derecho socialista y el sistema político; ha mantenido la independencia, la soberanía, la unidad, la integridad territorial y el régimen socialista; ha profundizado cada vez más las relaciones exteriores, y ha elevado la posición y el prestigio del país en la arena internacional.

Estos logros crean una premisa importante para que el país continúe renovando y desarrollándose en los próximos años, al tiempo que afirman que el camino hacia el socialismo es apto para la realidad de Vietnam y la tendencia de desarrollo de la historia.

Estos logros fueron alcanzados gracias a la política correcta y creativa de renovación del Partido, de acuerdo con los intereses y aspiraciones del pueblo, la cual es apoyada por amigos internacionales.

El Partido ha reconocido, aplicado y desarrollado creativamente el marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh, ha heredado y promovido la tradición nacional, ha absorbido la quintaesencia de la cultura humana y ha adecuado las experiencias internacionales a Vietnam. Sobre esta base, se mantienen la valentía política, la firme ideológica y los objetivos de independencia nacional y socialismo, al tiempo que se implementan políticas y decisiones sensatas, creativas, oportunas y adecuadas a cada etapa de la revolución, así como la situación nacional y mundial.

Esa fue la base para 2020, con los lemas de “por la vida humana” y “no dejar que nadie se quede atrás”. El año pasado, todo el Partido, todo el pueblo y todo el ejército se esforzaron por superar la pandemia del Covid-19 y las consecuencias de las tormentas e inundaciones en las provincias centrales a fin de ayudar a la gente a estabilizar sus vidas lo más pronto posible.

No obstante, además de los logros, existen limitaciones y deficiencias. De ellos, se pueden extraer algunas lecciones:

1. El país debe realizar la renovación de manera proactiva, creativa y persistente en la meta de la independencia nacional y el socialismo, así como en la aplicación y el desarrollo del marxismo - leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh. Esto debe ser la base del fundamento ideológico y la pauta de actuación del Partido, así como la base metodológica más importante para analizar la situación y planificar y perfeccionar los lineamientos. Al mismo tiempo, preserva y promueve la tradición nacional, absorbe la quintaesencia de la cultura humana y aplica experiencias internacionales adecuadas a Vietnam. La construcción del país hacia el socialismo es una carrera difícil y complicada, pero es apropiada a las reglas de desarrollo sostenible nacional. En el proceso de renovación, el Partido, el Estado y el pueblo vietnamitas deben ser proactivos y no dejar de ser creativos para resolver los desafíos y dificultades.

2. La renovación debe persistir en el principio de “el pueblo es la raíz”, por el beneficio de los ciudadanos, para promover el papel del pueblo como dueño, su responsabilidad, su creatividad y todos sus recursos, así como fortalecer la gran unidad nacional. Las opiniones, aspiraciones e iniciativas del pueblo surgidas de la realidad son un factor importante que contribuye a la formación del camino de renovación del Partido. La democracia socialista es la esencia del régimen, y también el objetivo y el motor del desarrollo del país. Por tal razón, la construcción y la promoción de la democracia socialista deben garantizar todos los derechos del pueblo, que es el sujeto de la renovación y quien disfruta de los resultados de ese proceso. Con el fin de promover la democracia socialista y la fuerza de la gran unidad nacional, es necesario luchar contra las manifestaciones de "autoevolución" y "autotransformación".

3. La renovación se ejecuta de manera integral y sincronizada, y debe respetar las leyes objetivas, derivar de la práctica, seguir de cerca la realidad y conceder importancia a la síntesis de la práctica, así como centrarse en resolver los asuntos prácticos. De hecho, la renovación debe realizarse en todos los ámbitos de la vida, incluidas la conciencia, la ideología, las actividades de los dirigentes del Partido y la gestión del Estado de todos los niveles. Para lograr la confianza del pueblo en los lineamientos, el Partido y el Estado deben resolver de manera oportuna y efectiva los asuntos derivados de la realidad, así como ajustar los mecanismos y políticas que ya no son adecuados y dificultan el desarrollo del país.

4. Es importante garantizar los beneficios del país y ser persistente en la independencia y la integración internacional sobre la base de la igualdad y por el beneficio mutuo. Además, es necesario combinar las fuerzas nacionales e internacionales para crear un ímpetu para el desarrollo sostenible del país.

5. Además, la capacidad de liderazgo y la lucha del Partido deben renovarse. Es importante mejorar la calidad de los contingentes de cuadros, los cuales desempeñan un papel importante en la construcción de un Partido transparente y fuerte, así como en el liderazgo exitoso de la renovación. También se debe elevar la eficiencia de las actividades del Estado, el Frente de la Patria, otras organizaciones sociopolíticas y todo el sistema político para fortalecer la relación con el pueblo.

La dirección correcta del Partido es el factor decisivo en la renovación. Por lo tanto, las tareas clave incluyen la mejora de la capacidad de liderazgo y combatividad del Partido, y la construcción de un Partido y un sistema político transparentes y firmes.

Después de 35 años de renovación, Vietnam no solo ha alcanzado logros históricos, sino que también continúa impulsando el desarrollo con diversos recursos. El camino de renovación se encuentra en un momento muy favorable, cuando la voluntad del Partido converge con los sentimientos del pueblo, creando así una gran fuerza motriz que contribuye a la causa de construcción de país Vietnam fuerte, democrático, justo, civilizado y firme hacia el socialismo, cuyo pueblo es próspero.

Profesor y doctor Vu Van Hien
Vicepresidente del Consejo de Teoría del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam