Ganan fuerza los movimientos de emulación patriótica en Vietnam

Jueves 10 de diciembre de 2020 19:02:32Ganan fuerza los movimientos de emulación patriótica en Vietnam

El décimo Congreso Nacional de Emulación Patriótica de Vietnam.

Nhan Dan-

Bajo el lema “Solidaridad, Creatividad y Emulación en la construcción y salvaguardia de la Patria”, el décimo Congreso Nacional de Emulación Patriótica se lleva a cabo hoy en Hanói en un ambiente entusiasta y feliz. El evento se celebra en un momento especial, cuando diversas actividades se realizan todo el país con miras al XIII Congreso Nacional del Partido Comunista (PCV).

Este acontecimiento tiene como objetivo evaluar el trabajo de los movimientos de emulación patriótica en el período 2016-2020 y establecer las metas, orientaciones y tareas para el siguiente quinquenio. También pretende honrar a colectivos, personas y ejemplos destacados en los movimientos patrióticos en los últimos cinco años. Se trata de un encuentro importante para seguir fortaleciendo al gran bloque de unidad nacional e impulsar las tareas relacionadas con el desarrollo de la economía, la cultura y la sociedad.

Según una iniciativa del Presidente Ho Chi Minh, el Comité Central del PCV emitió el 27 de marzo de 1948 una Directiva para lanzar el movimiento de emulación patriótica. El 11 de junio del mismo año, el líder revolucionario llamó a la población a participar en el movimiento. Su llamado se expandió por todo el país y animó al pueblo y los soldados a unirse y promover la autoestima, la resiliencia y el orgullo nacional, a emular para superar las dificultades y a aportar recursos humanos y materiales a la gloriosa causa revolucionaria del PCV y de la nación.

Desde entonces, los movimientos de emulación han jugado un papel muy importante en los éxitos de la nación. Durante la resistencia contra los colonialistas franceses, se lanzó una campaña de emulación para eliminar a los tres enemigos del pueblo vietnamita: el hambre, la ignorancia y los invasores. Igualmente, para universalizar la educación y ahorrar arroz a fin de ayudar a los más necesitados.

La emulación también prendió en el Ejército, los sectores industrial y agrícola, entre los jóvenes y las mujeres, durante los años de la revolución nacional, democrática, popular en el sur, hacia la unificación del país.

En los últimos años, vietnamitas de todo el país implementaron activamente el movimiento "Toda la nación une fuerzas para construir una nueva ruralidad", contribuyendo a alcanzar grandes logros en esta tarea.

Asimismo, la campaña “Todo el país se une por los pobres, sin dejar a nadie atrás" con la participación de todo el sistema político y muchos otros movimientos, cosechando paso a paso resultados positivos en la vida social.

Se han impulsado muchas actividades de emulación patriótica centradas en los niveles de base y los trabajadores, con una vinculación estrecha con el aprendizaje y seguimiento a la ideología, la moral y el estilo de vida del Presidente Ho Chi Minh.

Esas han constituido una fuerza impulsora importante y práctica para alentar y atraer la participación activa y multitudinaria de cuadros, soldados, sindicalistas y ciudadanos, creando un ambiente enérgico y entusiasta para la realización exitosa de dos tareas estratégicas: la construcción y la salvaguardia de la Patria.

Esas actividades han permitido identificar a muchos colectivos y personas cuyos logros son verdaderos ejemplos.

Asimismo, se detectaron limitaciones y deficiencias que deben ser solucionadas oportunamente, tales como imprecisiones en la dirección del trabajo de emulación debido a la limitada conciencia y gestión estatal sobre este tema.

En algunos lugares, el movimiento de emulación no ha seguido de cerca las tareas políticas y profesionales, o no ha prestado atención a la divulgación de los ejemplos que cumplen con criterios avanzados.

En diversas entidades y localidades no se realizaron cuidadosamente las labores de emulación e incluso algunas las falsearon para hacer ver que habían alcanzado sus metas.

Además, los reconocimientos no siempre han acompañado los resultados de la emulación y otras veces se hicieron de manera inmerecida.

Muchos estándares y medidas de recompensa se han mantenido por mucho tiempo, dejando que la emulación sea menos atractiva y no aliente una participación masiva.

Aún existen los casos donde la premiación se reserva solo para los dirigentes y los colectivos grandes, sin considerar los logros de los empleados y colectivos pequeños.

La emulación y el reconocimiento juegan un papel muy importante en la vida social y el desarrollo económico del país. En consecuencia, es una tarea urgente de los ministerios, sectores y localidades seguir renovando los contenidos y métodos para realizar los movimientos de emulación.

Se requieren estudios detallados para lanzar y organizar movimientos de emulación prácticos y efectivos, incluidos el nombre y los objetivos de cada uno.

El contenido de la emulación debe seguir de cerca a las tareas políticas y las soluciones para implementar el plan de desarrollo socioeconómico, satisfaciendo las necesidades de los ciudadanos.

También es necesario revisar y eliminar los programas y movimientos con poca efectividad práctica que no generaron buena respuesta de la gente.

Se deben implementar estrictamente las disposiciones de la Ley de Emulación y Recompensación, así como revisar y perfeccionar los documentos para implementarlos desde la práctica.

A la vez, se requiere mejorar la calidad de las recompensas, garantizando la veracidad, la transparencia y la puntualidad, y prestando especial atención a los colectivos e individuos con logros extraordinarios.

Además, se debe movilizar recursos para construir un fondo de emulación y recompensa.

El décimo Congreso Nacional de Emulación Patriótica es una oportunidad para que Vietnam reafirme los grandes logros en 35 años del proceso de Doi Moi (Renovación) y los resultados de los movimientos de emulación en los años recientes.

El evento permitirá seguir impulsando las tradiciones patrióticas para despertar la gran fuerza de todos los estratos del pueblo, nutriendo el patriotismo, la voluntad indomable y el orgullo nacional en la obra de construcción y protección del país.