Vietnam por reforzar de manera profunda e integral las filas partidistas

Domingo 17 de enero de 2021 21:06:31
Nhan Dan-

En los últimos cinco años, los máximos órganos de dirigencia del Partido Comunista de Vietnam (PCV) se han enfocado en implementar la Resolución 04-NQ/TW, adoptada en el IV Pleno del Comité Central del PCV del XII mandato sobre la construcción y rectificación de las filas partidistas. Esta labor ha sido desplegada con alta determinación política, grandes esfuerzos y acciones firmes y sigue reportando resultados notables.

Por elevar valentía política, capacidad, inteligencia y combatividad del Partido

Ante la imperativa necesidad de mejorar el prestigio y la capacidad de liderazgo del PCV, en el período 2015-2020, el Comité Central, el Buró Político y el Secretariado de la agrupación política, bajo el liderazgo del secretario general del Partido y presidente del país, Nguyen Phu Trong, han trabajado con tenacidad y entusiasmo en el reforzamiento y reorganización del máximo órgano político del país.

Los resultados positivos de la mencionada tarea han sido reflejados en la promulgación y materialización de la Resolución del IV Pleno del PCV del XII mandato acerca de la consolidación del Partido, la prevención y lucha contra la degradación de las ideas políticas, la moral y el estilo de vida, así como las manifestaciones ideológicas de "autoevolución" y "auto-transformación" en el seno de la organización.

Gracias a dicha resolución, se han promulgado muchas otras relacionadas junto con directivas, reglamentos, conclusiones e instrucciones para ayudar a los Comités partidistas en todos los niveles a desempeñar con eficacia las tareas asignadas.

En particular, los órganos partidistas en todos los niveles se han concentrado en dirigir de modo estricto la propaganda, el estudio, la orientación y la implementación de la Resolución, asegurando la seriedad y los contenidos conceptualizados. Además, emitieron regulaciones específicas sobre los estándares, requisitos, condiciones y cualidades de los cuadros y miembros del Partido, aclarando las actividades que deben evitar y en qué labor deben dar ejemplo.

A través de la crítica y la autocrítica, los cuadros y militantes del Partido comprenden más claramente fenómenos negativos como el individualismo egocéntrico, el pragmatismo, el oportunismo y la deshonestidad, así como la infracción del principio de centralización democrática causante de la desunión interna, el disimulo de defectos y la irresponsabilidad ante las dificultades e inquietudes de los ciudadanos, entre otros.

En el último quinquenio, el reforzamiento político e ideológico del Partido ha seguido de cerca el espíritu de la Resolución, demostrando rigurosidad en el cumplimiento de los principios de Doi Moi (Renovación) y en el trabajo de construcción partidista. Mientras, la defensa de la base ideológica y la lucha contra las opiniones descaminadas de las fuerzas hostiles ha sido reforzada en muchos ámbitos, incluido el ciberespacio. Por otro lado, el sistema teórico sobre la renovación, el socialismo y el camino hacia este sistema de organización social en Vietnam, así como sobre la construcción de la economía de mercado continúan perfeccionándose y desarrollándose.

La consolidación del Partido en la materia ética fue muy apreciada y asociada con la construcción del Estado de derecho, contribuyendo así a la formación de cualidades revolucionarias frente al individualismo egocéntrico, oportunismo, pragmatismo y los beneficios propios. Por otra parte, la Directiva No. 05-CT/TW del Buró Político sobre el estudio y seguimiento de la ideología, la ética y el estilo de vida del presidente Ho Chi Minh se ha llevado a cabo de manera continua y sincrónica, junto con el cumplimiento de las regulaciones sobre el enaltecimiento de la ejemplaridad de los cuadros y militantes del Partido, especialmente los altos dirigentes.

La combatividad en el Partido ha sido fortalecida con importantes resultados, elevando el espíritu de combate y de crítica en la organización. El entorno político y cultural fue remodelado con avances relevantes, enalteciendo los buenos valores tradicionales del Partido y la nación.

Definir estándares y requisitos de la planificación del personal del Partido

En el último mandato, el Comité Central del Partido concedió gran importancia a los altos estándares de liderazgo. El discurso del secretario general del Partido y presidente del país, Nguyen Phu Trong, en el XII Pleno del Comité Central del Partido, XII mandato, recibió un gran apoyo de los estratos populares. Según el máximo dirigente partidista, el nuevo Comité Central no aceptará a quienes cometan siquiera una de infracciones como inestable valentía política, corrupción, burocracia, localismo, falta de opinión, no protegiendo lo bueno ni luchando contra lo malo, autocracia y arbitrariedad, represión a personas que luchan y critican con franqueza los actos violatorios, conservadurismo e incumplimiento de los compromisos.

En el período 2015-2020, los requisitos para los militantes del Partido que asumen cargos de dirigencia se regulan de manera más específica cumpliendo con el principio: “Cuanto más altos los cargos, más ejemplares deben ser los líderes en cuanto a su inteligencia, capacidad profesional y cualidades morales”. El Comité Central del Partido ha emitido reglamentos para los altos dirigentes del Partido, como el Reglamento No. 08-QDi/TW sobre la responsabilidad de ser ejemplos como cuadros y militantes del Partido, en primer lugar, los miembros del Buró Político, el Secretariado y el Comité Central.

Por primera vez, el Buró Político especificó un marco estándar para los cargos de dirigencia y los criterios de evaluación para los cuadros bajo la gestión del Comité Central, el Buró Político y el Secretariado, de acuerdo con el Reglamento No. 214-QD/TW, fechado el 2 de enero de 2020. Se trata de una acción práctica para concretar las enseñanzas del presidente Ho Chi Minh: "un ejemplo vivo vale más que cien discursos de propaganda", y "para guiar al pueblo, debemos ser ejemplares para que la gente nos siga".

La planificación del personal del Partido está íntimamente ligada a la consolidación, renovación y ajuste organizativo del sistema político, junto con el reforzamiento de las organizaciones partidistas a nivel de base y la mejora de la calidad de sus militantes. Durante el último mandato, el Partido ha revisado, modificado y complementado sus normativas y las leyes del Estado sobre la organización del aparato estatal y su nómina. Asimismo, los cuadros y funcionarios han avanzado en el cumplimiento de su responsabilidad de servir al pueblo, elevando así la eficiencia del órgano administrativo.

Durante el proceso de preparación del XIII Congreso Nacional del Partido en todos los niveles, el Buró Político y el Secretariado emitieron un nuevo reglamento sobre los estándares del equipo humano considerándolo una medida del prestigio, la calidad y la inteligencia de los líderes y gerentes. En este sentido, cabe destacar el Decreto No. 205-QD/TW emitido el 23 de septiembre de 2016 sobre el control del poder en la elección de los mejores candidatos a los cargos de dirigencia. Se puede afirmar que el éxito del Congreso de los Comités partidistas desde el nivel de base hasta el central es el resultado de la capacitación seria y metódica de los cuadros y funcionarios del Comité Central del Partido en el último quinquenio.

Desplegar estrictamente la labor de inspección, supervisión y aplicación de sanciones disciplinarias dentro del Partido

Uno de los puntos más destacados de esta labor en el último mandato es el de cumplir exactamente el lema de “no hay zonas intocables ni exenciones”. La Comisión Central de Control Disciplinario ha sido activa en detectar cualquier señal de infracción, centrándose en algunos ámbitos difíciles de labrar y territorios notorios y complicados, los cuales antes fueron poco o no sometidos a supervisión. El sistema de documentos reglamentarios sobre el tema ha sido perfeccionado. Las expresiones de degradación del militante, claramente estipuladas en resoluciones y directrices del Partido, han sentado una base para que las células de esta fuerza vigilaran e impusieran sanciones disciplinarias sobre los responsables. El Buró Político y el Secretariado enviaron numerosas delegaciones a examinar el despliegue, en 30 localidades, de la Resolución 04-NQ/TW, en línea con la Directiva 05-CT/TW de ese buró sobre el aprendizaje y seguimiento de la ideología, el ejemplo moral y el estilo de vida del Presidente Ho Chi Minh.

Hasta el momento, han sido sancionados cuatro miembros y exmiembros del Buró Político, otros 27 del Comité Central y más de 30 oficiales con rango de general en las fuerzas armadas. Desde el nivel de provincia al de base los comités del PCV han intensificado sus esfuerzos en la referida labor. Las dependencias del Partido no solo se han ocupado de corregir a los militantes en falta, sino también de criticar acciones degradantes en el pensamiento, la moral y deformaciones del estilo de vida como el privilegiar a los familiares. La nueva medida de sancionar a funcionarios jubilados creó un notable efecto disuasorio.

La labor de prevención y lucha contra la corrupción se ha ejecutado de modo drástico y amplio, con una sumamente alta determinación política y el apoyo de todos los cuadros, militantes y la población. El Buró Político y el Secretariado han manejado directamente las acusaciones en numerosos casos legales en el sector económico que dejaron graves daños e involucraron a funcionarios de alto rango. Se puede decir que la rama de inspección, supervisión y aplicación de sanciones disciplinarias dio un nuevo aire a la de construcción del PCV, pues ha consolidado la capacidad de gobernanza de esta entidad en todas las esferas, entre ellas las política, socioeconómica y de defensa y seguridad, así como ha hecho retroceder a la degradación de la ideología política, la ética y el estilo de vida.

Ante el reforzamiento de la gestión del personal y la supervisión interna del Partido, el pueblo ha mostrado una mayor confianza en los lineamientos de esa fuerza política, lo que se refleja en su participación más efectiva en las faenas afines. Las instituciones estatales, el Frente de la Patria y las organizaciones sociopolíticas han tomado la iniciativa en la movilización de las masas dentro del gobierno y la vigilancia del estilo de vida y el comportamiento de los funcionarios en el trabajo. Ello generó una atmósfera social más positiva y constructiva.

Limitaciones y defectos en la ejecución de la Resolución 04-NQ/TW

Pese a lo antes mencionado, el hacer cumplir la Resolución 04-NQ/TW del Comité Central de duodécimo mandato sobre la construcción y rectificación de las filas partidistas aún presenta limitaciones y defectos. Algunos órganos rectores a nivel inferior y entes del PCV no se han unido a la labor con el mayor entusiasmo ni una adecuada capacidad de concretar los lineamientos de la organización. Al hacer balance del mandato, tampoco ha delimitado claramente las responsabilidades colectivas e individuales, especialmente en los casos de quienes ejercen jefaturas.

Una parte de los militantes todavía carecen de la firmeza política y la confianza en el empeño del Buró Político de rectificar las filas y combatir la corrupción. Algunos no prestan suficiente atención a forjarse a sí mismos en el aspecto moral y como consecuencia se pierden en la burocracia, el individualismo, el despilfarro y otros fenómenos negativos.

Constituyen otras imperfecciones el insatisfactorio modelo para ejercer efectivamente la crítica y la autocrítica y proteger a las personas honestas y audaces a luchar contra los actos erróneos; la modesta eficacia en la supervisión del Frente de la Patria, las organizaciones sociopolíticas y el pueblo hacia los funcionarios estatales y militantes; el mecanismo de control del poder dentro del Partido y el Estado aún no completo y realizado de manera uniforme, y la institucionalización a veces no efectiva de directrices del Partido en políticas del Estado.

Los más de cuatro años de vigencia de la mencionada Resolución han traído valiosas lecciones sobre cómo construir un Partido transparente y sólido. Se impone otorgar importancia a esta labor en materia de política, pensamiento, organización, moral y personal; mejorar la capacidad directiva, la de gobernanza y la combatividad del Partido, y adherirse estrictamente a los principios del asunto, especialmente el referente al centralismo democrático. También, fomentar el control del ejercicio del poder y luchar categóricamente contra las degradaciones, la corrupción y el despilfarro.

Los dirigentes, sin importar su nivel, deben apertrecharse de las virtudes adecuadas, la competencia y el prestigio para ser así dignos de las tareas encomendadas, además de cumplir con las normas de ejemplaridad ante el pueblo y persistir en el principio de “el pueblo es la raíz” durante la concepción y ejecución de cualquier política.

Por lo general, el despliegue de dicha resolución ha brindado frutos de gran significado, entre ellos una transformación en todo el Partido y positivos impactos sociales. El sistema político se ve consolidado y presenta una mayor efectividad en sus operaciones. El pueblo ofrece mayor confianza y apoya más los lineamientos de la organización. Esas son premisas trascendentales para la culminación exitosa del XIII Congreso Nacional del PCV, un evento que marcará el rumbo para la construcción del Partido en el próximo período.

Ha Hong Ha