Logros y lecciones aprendidas antes del XIII Congreso Nacional del Partido Comunista de Vietnam

Lunes 17 de febrero de 2020 17:45:10 Logros y lecciones aprendidas antes del XIII Congreso Nacional del Partido Comunista de Vietnam

(Fotografía: Nhan Dan)

Nhan Dan-

En el contexto de que el XIII Congreso Nacional del Partido Comunista de Vietnam (PCV) se está acercando, el periódico Nhan Dan (Pueblo) les ofrece a continuación opiniones y comentarios del exmiembro del Buró Político y expresidente de Vietnam, Truong Tan Sang.

Vietnam entró en el 2020, último año para cumplir con los programas y metas fijadas por el XII Congreso Nacional del PCV. Al evaluar los 10 años de los dos últimos congresos partidistas a través de acontecimientos y cifras, según el exdirigente, es posible observar los claroscuros y sacar las valiosas lecciones.

Logros relevantes alcanzados

El 2019 fue un año importante. Dijo de manera metafórica que fue "un peldaño" hacia las asambleas del Partido a todos los niveles en 2020, en preparación para el XIII Congreso del PCV. Cuanto más alto sea el "peldaño" en la que Vietnam esté, mayor será el éxito del Congreso Nacional partidista, enfatizó.

Con los esfuerzos del Partido y todo el pueblo y el ejército, el año pasado marcó numerosos logros sobresalientes desde el principio del mandato en los sectores como política, economía, diplomacia, cultura y deporte.

Señaló que respecto a la economía, las cifras del Departamento General de Estadísticas y otras organizaciones internacionales mostraron que Vietnam sobrepasó las metas trazadas por la Asamblea Nacional (AN). Cabe destacar que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) alcanzó un 7,02 por ciento, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) logró un aumento del 2,79 por ciento, el valor de intercambio comercial superó 500 mil millones de dólares, y las deudas públicas y externas se mantuvieron por debajo del tope de seguridad y permitido de la AN.

En la XIV legislatura de la AN, el Gobierno siempre afirma la meta de “estabilizar la macroeconomía a la vez que impulsar el crecimiento económico”, a diferencia del objetivo anterior que fue estabilizar la macroeconomía y mantener el crecimiento a un ritmo razonable.

Añadió que, además de las cifras, la calidad del crecimiento en el periodo actual también ha obtenido cambios significativos. La contribución de la productividad total de los factores (TFP, en inglés) en el periodo 2016-2019 logró un 44,46 por ciento, por encima del promedio del 33,58 por ciento en 2011-2015. El coeficiente de la Relación Incremental Capital-Producto (ICOR) se ha mejorado, al alcanzar 6,14 puntos en el periodo 2016-2019. En 2019, Vietnam subió 10 escaños en la lista del Índice de Competitividad Global (GCI), elaborada por el Foro Económico Mundial (FEM).

En el mensaje de felicitación por el Año Nuevo Lunar 2020, el secretario general del PCV y jefe de Estado, Nguyen Phu Trong, destacó que el año pasado dejó buenas impresiones y lecciones valiosas.

Hace cinco años, Vietnam experimentó período de expansión del créditos para lograr mantener el ritmo de crecimiento económico. Sin embargo, esas medidas no produjeron los resultados esperados, enfatizó.

Los fenómenos de la corrupción y el despilfarro aumentaron y amenazaron la economía. Más allá, destacó que algunos cuadros planearon estafar fondos estatales (también del pueblo) de manera muy sofisticada en la que pereció imposible de detectar, ya que se ocultó bajo unos vínculos nebulosos entre poderes políticos y económicos para beneficios de ciertos grupos de intereses.

Lucha anticorrupción necesita funcionarios honestos

Desde el inicio del mandato del XI Congreso del PCV hasta este momento, a punto de finalizar el XII Congreso, es obvio que este último tiene que encargarse de una tarea muy importante, que es eliminar los obstáculos que perjudican el desarrollo del país y el liderazgo integral del Partido.

Para cumplir con esa tarea, Truong Tan Sang dijo que la reestructuración de la plantilla debe realizarse de manera drástica. Comentó que en la lucha contra la corrupción los "eslabones" débiles deben ser reemplazados por otros más efectivos. Estos se reflejan a través de las actividades de los órganos partidistas gubernamentales como el Comité Directivo Central para la Prevención y Lucha Anticorrupción, la Comisión de Asuntos Internos del Comité Central del PCV, la Comisión de Inspección del Comité Central del PCV, Fiscalía, Auditoría y Tribunal, entre otros.

Ese asunto, según el exdirigente, apareció en los documentos del Partido hace tiempo. Revisó que desde los Congresos efectuados a partir del principio del periodo de Doi Moi (Renovación), ya se observaba una determinación por parte del PCV sobre la prevención y el control de la degradación moral, la corrupción y otros fenómenos negativos. A partir de mediados del mandato del VII Congreso, cuando empezaron a emerger fenómenos negativos en la transición del mecanismo, el Partido identificó cuatro riesgos inmediatos que incluyen el retraso de la economía, la desviación del socialismo, la corrupción y los males sociales, y las conspiraciones de las fuerzas hostiles por procurar una “evolución pacífica”.

En el cuarto pleno del XI Congreso, aunque el trabajo de la lucha anticorrupción una vez más se ejecutó con gran determinación, aún no se lograron los resultados esperados, comentó, y opinó que la confianza en el liderazgo del Partido por parte del pueblo se vio desafiada al final del sexto pleno (XI Congreso).

Afirmó que en aquél sesión plenaria se produjo un hecho inusual en el que el Comité Central del PCV no aprobó una decisión del Buró Político. El resultado del sexto pleno (XI Legislatura) mermó la confianza del pueblo en la lucha del Partido contra la corrupción y la degradación moral.

No se permite a nadie situarse por encima del Partido

Hasta la fecha, la lucha contra la corrupción en el XII Congreso logró cambios decisivos que brindan un gran estímulo a toda la sociedad. Enfatizó que no se permite a nadie ensuciar el honor del Partido y tampoco situar a ningún militante por encima del Partido.

Lo que sucede hoy demuestra que no son pequeñas las responsabilidades y las deficiencias del XI mandato, en especial en la construcción del Partido y la dirección del desarrollo económico.

Las daños al prestigio político y la confianza de los ciudadanos resultan difíciles de medir. En este sentido, según el exdirigente, es necesario recordar las enseñanzas del tío Ho, las cuales dicen que una nación, un partido político y un ser humano fueron geniales ayer, pero hoy y mañana no tienen asegurado ser amados y alabados si el alma y el corazón no se mantienen puros y caen en el individualismo. (Citado de la obra titulada “Mejorar la moral revolucionaria y eliminar el individualismo”).

Por ende, recalcó que los militantes con defectos que no saben de autocrítica ni aceptan las críticas de los demás deben excluirse del Partido.

La unidad interna contribuirá al éxito del Congreso y del pueblo, reiteró el expresidente. Afirmó que la trasparencia en la evaluación de los cuadros y la justicia en la disciplina del Partido son factores importantes para mantener la unidad. Indicó que algunos casos de disciplina, al analizar a fondo, dejan interrogantes sobre la imparcialidad a la hora de penalizar a los militantes culpables. Esto puede producir un conflicto interno y hace que la unidad sea insostenible, destacó.

En 2020, el PCV cumple 90 años desde su fundación. El XIII Congreso del PCV es un mandato de transferencia generacional. El exdirigente subrayó que un Congreso exitoso requiere tener a buenos delegados, quienes se eligen desde las autoridades locales, tienen valentía e integridad, y son aceptados por el pueblo.

El exdirigente afirmó que Vietnam logrará un Congreso exitoso, lo que llevará al país a seguir avanzando en el camino por un pueblo rico, un país próspero y una sociedad democrática, justa y civilizada, si los mencionados asuntos se resuelven.