La lucha contra la pandemia en el frente económico

Lunes 16 de marzo de 2020 13:36:31La lucha contra la pandemia en el frente económico

(Fotografía: VNA)

Nhan Dan-

La fuerte expansión de la pandemia de Covid-19 en todo el mundo ha golpeado a la economía mundial, poniéndola en riesgo de una grave desaceleración. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió recientemente que los impactos de este mal ralentizarán el crecimiento económico mundial por debajo del 2,9 por ciento, cifra registrada en 2019. En este contexto, la lucha contra la pandemia es cada vez más feroz en el frente económico.

En las recientes evaluaciones, especialistas e instituciones financieras internacionales expresaron una gran preocupación ya que la enfermedad causada por el nuevo coronavirus está "nublando" las perspectivas de la economía mundial.

La directora del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió que la pandemia "ya no es una cuestión regional, sino que es un problema que requiere una respuesta global". Mientras, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) pronosticó que, aparte de la catástrofe humana causada por la pandemia, la economía global podría perder alrededor de un billón de dólares en 2020.

Por añadidura, analistas opinaron que la fuerte expansión del Covid-19 conducirá a una crisis económica, en la cual las empresas correrán el riesgo de insolvencia y los mercados bursátiles se teñirán de rojo. De acuerdo con el Instituto de Finanzas Internacionales, las deudas totales de las empresas en el mundo, incluidos los préstamos de banco y otras instituciones de crédito, llegarán a 75 billones de dólares, el doble que la cifra registrada en 2005. Las que sufren el mayor riesgo son las compañías de energía, las aerolíneas y las agencias de viaje.

El portal británico Independent citó una evaluación del economista estadounidense Jesse Colombo, quien predijo la crisis de 2008, en la cual expresó su preocupación debido a que la economía mundial volverá a caer en un período de recesión, y es previsible que sea peor que la crisis anterior.

En tal sentido, limitar los impactos negativos de la pandemia en la economía constituye una máxima prioridad de las grandes potencias. En Europa, nuevo epicentro del brote de coronavirus, el Banco Central Europeo aprobó un paquete de fuertes estímulos económicos por un valor de 120 mil millones de euros (alrededor de 135 mil millones de dólares) para ayudar a las economías regionales.

Por su parte, Alemania, la economía número uno del Viejo Continente, lanzó el mayor paquete de ayudas en su historia de posguerra. El Gobierno alemán decidió gastar 550 mil millones de euros (alrededor de 615 mil millones de dólares) para ayudar a las nuevas empresas.

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que ofrecería nuevas medidas clave para sostener la economía de su país. El Gobierno estadounidense está considerando recortar los impuestos para alentar los gastos de los consumidores y ayudar a los hogares en situación económica desfavorable.

China también lanzó nuevas medidas encaminadas a levantar la “salud” de su economía que se vio afectada por la pandemia. Un documento elaborado por 23 ministros, que se ha publicado recientemente, incluye las instrucciones para optimizar el suministro, elevar la competitividad de sus productos y servicios, promover los gastos de los consumidores en el mercado doméstico y explotar las potencialidades del mismo.

El Banco Popular de China anunció una reducción del porcentaje de la provisión por pérdidas, que entra en vigor a partir del 16 de marzo, inyectando una liquidez por valor de alrededor de 78 mil 600 millones de dólares en liquidez para apoyar la economía nacional.

Corea del Sur y Japón también implementaron numerosas medidas destinadas a “rescatar” sus economías del riesgo de recesión. El Banco de Corea llevará a cabo una reunión de urgencia para discutir la posibilidad de recortar las tasas de interés para apoyar el crecimiento económico del país. Mientras, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, informó que su Gobierno está considerando tomar ciertas medidas para apoyar la economía nacional, incluida una propuesta para reducir temporalmente los impuestos al consumo.

La realidad actual indica que la economía también resulta una victima de la pandemia de Covid-19, además del ser humano. El FMI comentó que la recesión del crecimiento económico global debido a la enfermedad dependerá del tiempo de prolongación de la misma y la forma en la que los gobiernos respondan a la situación.

Con las medidas cada vez más drásticas y oportunas que algunos países implementan para frenar la pandemia y prevenir la desaceleración económica, los inversores pueden contar con un “escenario” de crecimiento de la economía global más positivo que las predicciones sombrías actuales.

Yen Binh