Diplomacia acompaña a la nación y está al servicio de la Patria y el pueblo

Viernes 15 de enero de 2021 19:01:34Diplomacia acompaña a la nación y está al servicio de la Patria y el pueblo

El miembro del Buró Político, vicepremier y ministro de Relaciones Exteriores de Vietnam, Pham Binh Minh.

Nhan Dan-

El periódico Nhan Dan (Pueblo) ofrece al lector las valoraciones del miembro del Buró Político, vicepremier y ministro de Relaciones Exteriores de Vietnam, Pham Binh Minh, sobre los logros de la diplomacia nacional en los 35 años del proceso de Doi Moi (Renovación).

Durante su vida, el presidente Ho Chi Minh enseñó que “la diplomacia debe servir a los intereses de la nación”. Siguiendo sus enseñanzas, durante los 35 años de Doi Moi, la diplomacia de Vietnam siempre acompaña a la nación y está al servicio de la Patria y el pueblo.

En cada viraje de la vida nacional, las tareas del servicio exterior siempre han sido herederas de la tradición diplomática del eminente líder, aplicando con firmeza y creatividad el marxismo-leninismo y el pensamiento de Ho Chi Minh para contemplar, resumir y "decodificar" correctamente la situación internacional y regional, renovando el pensamiento y actuando en consecuencia.

De 1986 a 1995: Romper el embargo para sacar al país de la crisis

Mirando hacia los años 80 del siglo anterior, la situación mundial y regional registraron numerosos cambios. El socialismo se sumió en una profunda crisis, mientras el contexto nacional estuvo marcado por cuantiosas dificultades que agravaron la crisis económica.

Para hacer frente a esos desafíos, el Partido Comunista de Vietnam (PCV) hizo una reevaluación de la coyuntura mundial para definir la política exterior en la nueva situación. En el VI Congreso Nacional de la agrupación política, efectuado en diciembre de 1986, lograron la percepción sobre la tendencia de la creciente cooperación internacional que involucraba a países con diferentes regímenes económicos y sociales.

El cambio de pensamiento del PCV en materia de diplomacia se reflejó en la Resolución 13 / NQ-TW, emitida por el Buró Político el 20 de mayo de 1988. En el documento, el Partido ratificó con claridad la voluntad de "luchar y cooperar en la convivencia pacífica" y observó que "con una economía fuerte, una defensa reforzada y la ampliación de la cooperación internacional, es factible que mantengamos la independencia y construyamos con éxito el socialismo".

La difícil y apremiante situación de principios de los 90 siguió exigiendo la renovación del pensamiento sobre la época. El PCV afirmó que el mundo todavía se encontraba en el periodo de transición al socialismo, y al mismo tiempo señaló las tendencias principales que marcarían al mundo, como la internacionalización, la democratización y la cooperación en las relaciones internacionales.

La política exterior de Vietnam fue definida en el VII Congreso Nacional del PCV realizado en 1991, según el cual, el país indochino desea ser amigo y socio de otras naciones del mundo, además de ampliar y multilateralizar sus relaciones económicas externas.

Una nueva cosmovisión sobre la época y el panorama mundial allanó el camino, creando las condiciones favorables para que Vietnam rompiera el cerco del aislamiento y desarrollara ampliamente los lazos exteriores. La nación indochina normalizó sus relaciones con China en 1991 y con Estados Unidos en 1995, y a la vez promovió sus vínculos con los países vecinos, las regiones y los socios importantes del mundo. Se convirtió en miembro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) en 1995.

De 1996 a 2010: Ampliar las relaciones internacionales e impulsar la integración económica

A mediados de la década de 1990, el país salió de la crisis socioeconómica, lo que creó las premisas necesarias para un nuevo período de desarrollo. Las tendencias de paz, globalización y democratización de la época se fortalecieron cada vez más.

Muchos países, grandes, pequeños y con regímenes sociopolíticos diferentes, se involucraron cada vez más en el proceso de cooperación y competencia y en los vínculos regionales e internacionales. En particular, los territorios con un espacio de desarrollo favorable gracias a su ubicación en la región de Asia y el Pacífico evolucionaron a gran velocidad.

Las características y tendencias antes mencionadas contribuyeron a promover la multilateralización y diversificación de las relaciones internacionales y políticas exteriores de muchos países. En medio de las transformaciones de la coyuntura mundial y regional, en el VIII Congreso Nacional convocado en 1996, el PCV afirmó el carácter acertado de la política exterior de independencia, resiliencia, apertura, multilateralismo y diversificación de las relaciones exteriores.

El pensamiento sobre la política exterior continuó renovándose con nuevas perspectivas sobre la cooperación y la competencia entre los países, las cuales fueron reflejadas en la Resolución del Comité Central del PCV en su IX mandato. Esta fue la base para que Vietnam resolviera desacuerdos e incrementara el paralelismo de intereses en las relaciones internacionales.

Otro avance de la diplomacia nacional en ese período consistió en la política de integración económica internacional trazada en las VIII, IX y X citas magnas del PCV, realizadas en 1996, 2001 y 2006. Vietnam demostró su buena capacidad en el manejo de la relación entre la independencia y la integración internacional. El país se adhirió al Tratado de Libre Comercio de la Asean (AFTA) y firmó con Estados Unidos un acuerdo comercial en 2001.

También se integró a una serie de importantes mecanismos multilaterales como el Foro de Cooperación Asia-Europa (ASEM) en 1996, el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en 1998 y la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2007. Fue elegida como sede de conferencias de alto nivel de la Comunidad de la Francofonía (1997), de la Asean (1998), del ASEM (2005) y del APEC (2006). Asumió con éxito el cargo de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el periodo 2008-2009.

De 2011 hasta la fecha: Profundizar las relaciones y fomentar la integración internacional integral

Al entrar en la segunda década del siglo XXI, la cooperación y el desarrollo siguen siendo una tendencia clave. Sin embargo, ante los numerosos desafíos generados por la creciente competencia entre las potencias, la economía mundial todavía se encuentra en crisis y una recuperación insostenible.
El desarrollo rápido de la ciencia y la tecnología, junto con el advenimiento de la cuarta Revolución Industrial, por un lado, ha creado una nueva fuerza impulsora para el crecimiento creativo y la transformación digital, y por el otro, ha aumentado el riesgo de retraso para aquellos países que no se enrolan en el "barco" de la era digital.

La posición y la fortaleza de Vietnam se han elevado significativamente después de más de dos décadas de implementación de la renovación. La posición geoestratégica nacional ha sido mejorada en las políticas de los principales países de la región.

En ese contexto, el XI Congreso Nacional del PCV en 2011 elevó el nivel de la integración económica a la "integración internacional activa e integral”. La Resolución No. 22-NQ / TW del Buró Político, fechada el 10 de abril de 2013, logró una conciencia común entre el Partido y el pueblo sobre la integración internacional en la nueva coyuntura. En la edición posterior, convocada en 2016, el Partido emitió una importante decisión política para seguir ampliando la integración en términos de alcance, campo y nivel.

Dichos lineamientos fueron concretados y planificados en la Estrategia general para la integración internacional para 2020, con visión hacia 2030. La política exterior multilateral registró cambios drásticos con la promulgación en 2018 de la Directiva 25-CT/TW del Secretariado del PCV sobre la promoción y mejora de la diplomacia multilateral para 2030, según la cual, Vietnam, “en lugar de ‘participar’, debe participar activamente’ y promover su papel central y de liderazgo en la nueva situación”.

La realización de la política exterior se ha llevado a cabo de manera sincrónica por las unidades de servicios externos, junto con la implementación de las direcciones establecidas en la Directiva 04-CT / TW emitida por el Buró Político en 2011 acerca de la renovación y mejora de la eficacia de la diplomacia popular en la nueva situación, y otra fechada en 2019 para fortalecer y mejorar la eficacia de la diplomacia del Partido en el nuevo contexto.

Como resultado, Vietnam estableció asociaciones estratégicas e integrales con 30 países, incluidas todas las potencias, 17 de los 20 miembros del Grupo de los países industrializados y emergentes (G20) y todas las naciones de la Asean.

Cabe destacar que Hanói ejerció un papel activo en el proceso de negociación de los acuerdos de libre comercio, incluidos dos de nueva generación, a saber, el Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP) y el Acuerdo de Libre Comercio entre Vietnam y la Unión Europea (EVFTA) y la firma del Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP). También ha participado de modo activo en la construcción de la comunidad de la Asean y en la misión del mantenimiento de la paz de la ONU. Desempeñó con éxito la presidencia de la Asean en 2020 y ejerce el cargo de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU en el bienio 2020-2021.

Desde 2016 hasta ahora, las localidades del país han demostrado su dinamismo para participar en la integración internacional y promover las fortalezas de cada región y cada sector. La integración internacional en los campos de la política, defensa, seguridad, sociedad, cultura y ciencia y tecnología reportaron resultados positivos.

Logros y lecciones de los asuntos exteriores

“Nuestro país nunca ha tenido una empresa, un potencial, una posición y una reputación internacional como los de hoy día”, afirmó el secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong. En primer lugar, las tareas de la diplomacia han sido cumplidas en contribución al mantenimiento de las relaciones con los países vecinos, las potencias, los socios estratégicos o integrales, entre otros.

En segundo lugar, con la posición y la aspiración del pueblo a prosperar, Vietnam ha sido creativo y flexible en la creación de todas las condiciones internacionales favorables para atraer recursos al servicio de desarrollo y el aumento del prestigio del país en la arena mundial. En esta senda, la nación indochina considera a sus ciudadanos y las empresas como centro de las políticas.

En tercer lugar, la diplomacia ha hecho un importante aporte a la misión de proteger firmemente la soberanía de los territorios marítimos e insulares del país, contribuyendo así al cumplimiento del lema de “defender el país incluso cuando no está en peligro”. En cuarto lugar, los logros de las relaciones exteriores, especialmente las multilaterales, han contribuido a mejorar la posición, el prestigio y el papel de Vietnam en la región y en el mundo.

Dichos logros se atribuyeron a la política exterior del Partido a lo largo de los períodos, sobre la base de una correcta evaluación de cada coyuntura y la asimilación de las experiencias y las lecciones pertinentes.

En este sentido cabe destacar la importancia de la determinación de poner en alto los intereses de la nación sobre la base de los principios básicos del derecho internacional, la igualdad y el beneficio mutuo. Mientras, las lecciones aprendidas en el desempeño de la política exterior, que siempre es una extensión de las políticas domésticas y sirven a los asuntos internos, se derivan de la garantía de la sinergia de las fuerzas especializadas del sector, incluidos los del Partido y el Estado, así como de la diplomacia popular, de seguridad y defensa.

Los objetivos de la política exterior siempre se apegan a las metas del desarrollo del país, contribuyendo a reforzar la eficacia de los asuntos internos y a cumplir la aspiración del pueblo de prosperar.

Además, la eficacia del trabajo depende en gran medida del potencial y el prestigio del país, los cuales han sido apreciados por la comunidad internacional gracias a los esfuerzos del Gobierno vietnamita para prevenir y controlar con eficacia la pandemia del Covid-19. Este éxito es considerado un ejemplo a seguir por la mayoría de los territorios del mundo.

Otras lecciones importantes consisten en la conversión de las ventajas en fuerzas y la capacidad de aprovechar la red de las relaciones exteriores, la influencia política y la posición nacional para lograr resultados más allá del límite del poder del país.

Cumplir tareas de asuntos exteriores en la nueva coyuntura

En los próximos tiempos, el acontecer internacional y regional continuará evolucionando a ritmo acelerado y en medio de mucha incertidumbre. La paz, la cooperación y el desarrollo, junto con la globalización y la integración se mantendrán como las principales tendencias, pero enfrentarán numerosos obstáculos y retos generados por la competencia estratégica entre las grandes potencias y por la pandemia del Covid-19.

La región de Asia-Pacífico posee una posición de importancia fundamental en el mundo, siendo una gran fuerza motriz de la economía global. No obstante, alberga factores causantes de inestabilidad, entre ellos la situación del Mar del Este y el área del río Mekong. Después de 35 años de renovación, la posición y la fuerza de Vietnam están fortalecidas. El país goza de una estabilidad sociopolítica y a la vez una economía desarrollada en términos de escala, potencialidad y competitividad.

Vietnam se trazará ambiciosos objetivos de desarrollo a largo plazo para los años 2030 y 2045, pero en un contexto internacional más complicado. Por eso, la misión que tiene la diplomacia en el tiempo venidero es absolutamente enorme, pero la primera es centrarse en materializar la aspiración a desarrollar y convertir a Vietnam en un país feliz y próspero.

El borrador de Informe Político presentado en el XIII Congreso Nacional del PCV también destacó la importancia y el papel pionero de la diplomacia, considerada como un frente estratégico en la causa de la construcción y defensa nacional.

Para llevar a cabo esta tarea es necesario seguir "construyendo una diplomacia integral, moderna y cada vez más consolidada” e implementar de manera sincrónica las labores de la diplomacia del Partido, del Estado y del pueblo.