La estrella de kárate vietnamita Vu Thi Nguyet Anh: ¡No me doy por vencida!

Miércoles 2 de enero de 2019 09:22:52La estrella de kárate vietnamita Vu Thi Nguyet Anh: ¡No me doy por vencida!

Vu Thi Nguyet Anh con su medalla de oro en el 15º Juegos Asiáticos. (Fuente: thethaovanhoa.vn)

Nhan Dan-

En el 15º Juegos Asiáticos (Asiad) en la capital de Qatar, Doha, el nombre Nguyet Anh hizo temblar a los corazones de millones de aficionados deportivos al ganar el precioso segundo medalla de oro en Kárate para Vietnam.

Nacida en 1984, comenzó su carrera de artes marciales cuando tenía 15 años. Nguyet Anh tardó casi ocho años en obtener su primer logro en Asiad. Ocho años no es un largo tiempo de la vida, pero proporcionó mucha experiencia para la estrella de la ciudad de puerto Hai Phong. En los últimos 10 años de su carrera atlética, se convirtió en una gran figura del deporte vietnamita.

Fuerte voluntad desde la infancia

No es por casualidad que a esa chica con la sonrisa como una flor le gusta el pelo corto como los varones. Long, padre de Anh, compartió que siempre le encantó el fútbol desde que era pequeña. En 1998, Nguyet Anh insistió en que sus padres le inscribieran en el Centro para Entrenamiento de Fútbol de Hai Phong. Pero como los padres pensaban que el fútbol no es adecuado para una niña, así que le dijeron que la fecha de solicitud había expirado. Después de unos días llorando, Nguyet Anh sorprendió su familia con la decisión de participar en un curso de kárate.

Al final, los padres aceptaron, sin esperar que, ocho años después, su hija trajera a casa la medalla más valiosa de Asiad.

Vu Thi Nguyet Anh ha traído mucha victoria al deporte de Vietnam. Solo en los Juegos del Sudeste Asiático (SEA Games), ganó seis medallas de oro. En el evento de 2013 tenido lugar en Myanmar, volvió a ser campeona a pesar del tiempo de lesión previo a los juegos. Regresando al país, fue ascendido al rango militar de mayor - un regalo digno para una atleta devota a artes marciales durante 15 años.

Superando todas las dificultades

Dejando a sus padres cuando cumplió 15 años, Nguyet Anh enfrentaba numerosas dificultades, pero una artista verdadera de artes marciales debía saber cómo superar obstáculos. Practicaba todos los días, lo que contribuyó en gran medida a sus éxitos. Antes de la notable victoria contra Vasantha Marial Anthony de Malasia en el 15º Asiad, Anh estaba bajo mucha presión, ya que las “esperanzas de oro” de Vietnam fallaron una tras la otra. Tres días antes del final, también sufrió una enfermedad grave y un deterioro físico debido a la deshidratación. Sin embargo, desde la primera ronda hasta la final, siempre hizo su mejor y al fin, su fuerzo dio fruto.

En los 25º SEA Games de 2009 en Laos, mantuvo su espíritu en alto para ganar la medalla de oro pese a una lesión en una rodilla. El entrenador Le Cong dijo que el éxito no era puramente una cuestión de técnica, sino se requería mucha voluntad y que Nguyet Anh siempre era la mejor en demostrarlo.

Nunca se rinde a lesiones

Después del 26º SEA Games en 2011, Nguyet Anh continuó sufriendo el dolor en la rodilla izquierda mientras la derecha fue operada tres años antes. En 2009, después del examen médico en los hospitales mejores de Vietnam, le aconsejaron los doctores a tomar una ausencia de competición a largo plazo para tratamiento. No obstante, continuó practicando y compitiendo. Antes de 2010, Nguyet Anh recibió inyecciones de suplementarias de líquido sinovial en las rodillas cinco semanas para poder participar en Asiad. A pesar de sufrir mucho dolor, la campeona de 2006 nunca se rindió.

“No puedo rendirme a las lesiones. Nunca me arrepiento de haber elegido kárate y esa será una gran motivación para mi esfuerzo", afirmó antes del 27º SEA Games en 2013.

Un año después de la operación de rodilla en Singapur, por la tarde de 14 de diciembre de 2013 la chica dorada de kárate vietnamita llegó a ser la única que ganó la medalla de oro en el 27º SEA Games. Esta fue la sexta vez y tal vez la última que competa la chica de la tierra del puerto en un gran campeonato mundial.

“Quizás renunciaré después de este SEA Games. He experimentado lo suficiente durante los años competiendo y ahora es el momento para pasar la oportunidad a la nueva generación”, compartió después de su victoria gloriosa.

Los momentos más difíciles siempre sacan lo mejor de Nguyet Anh, quien ha demostrado sus habilidades para superarlos. A pesar de las lesiones graves en el entrenamiento y en la competición, la chica de cabello corto nunca se ha arrepentido de haber elegido el kárate: "Si pudiera volver a elegir 10 veces más, ¡seguiría eligiendo kárate!"

Hoai Linh