Peculiar ceremonia de piedad filial de los Raglai en provincia vietnamita de Ninh Thuan

Lunes 29 de junio de 2020 12:45:56Peculiar ceremonia de piedad filial de los Raglai en provincia vietnamita de Ninh Thuan

Ceremonia de piedad filial de los Raglai.

Nhan Dan-

La Aldea de Cultura y Turismo de las Nacionalidades de Vietnam recreó la ceremonia de piedad filial de la minoría étnica Raglai en la provincia costera de Ninh Thuan para responder al Día de la Familia de Vietnam 2020 y la campaña "Vietnamitas viajan por Vietnam" lanzada por el Ministerio de Cultura, Deportes y Turismo.

Para los Raglai, esta ceremonia se considera una actividad conjunta de toda la comunidad, al igual que el ritual de Bo ma (despedida al muerto), la boda y la adoración de Yang, entre otras.

Cuando los hijos ya cuentan con sus propias familias, ellos llevan a cabo la celebración de piedad filial, entregando regalos y cocinando los platos tradicionales para sus padres, a fin de mostrar el respeto y la profunda gratitud a quienes les han dado la vida.

Para este acto de culto, se deben preparar pollos y cerdos, junto con otros artefactos como un atuendo, una cadena para representar el cordón umbilical, una toalla, un tazón de agua caliente y un anillo que simboliza los méritos de los padres en superar las dificultades durante el embarazo y el parto.

Una vez terminada la preparación, el hijo notifica al clan sobre el momento de ir a buscar a sus padres y llevarlos a la celebración.

El maestro de la ceremonia lee las oraciones y lleva a cabo el rito del sacrificio de cerdos y pollos para iniciar el acto.

Junto con las palabras del chamán, el hijo ayuda a su padre a poner los anillos, la cadena y el atuendo, mientras la nuera hace lo mismo con su suegra.



Según los Raglai, invitar a los padres a comer es una muestra de respeto y gratitud por la crianza.

En esta ceremonia, los Raglai rezan a sus antepasados para la protección de toda la población y la prosperidad y las buenas cosechas para la familia.

El sacerdote reza y entrega un buyo hecho con hojas de plátano a la familia, para luego predecir el futuro.

La ceremonia de piedad filial recuerda a la comunidad sobre el agradecimiento a los padres por el cuidado, la educación y todos los sacrificios que han hecho por sus hijos. Se trata también de una oportunidad para reunir y estrechar los lazos entre las dos familias de la pareja.